¿Existen los genes del divorcio?

¿Se transmite el divorcio de generación en generación debido a las vivencia de los hijos de padres divorciados o quizás porque los “genes del divorcio” se heredan?

 

 

Los estudios científicos han demostrado que los hijos de padres divorciados tienen más probabilidad de divorciarse cuando son adultos.

Pero, ¿por qué?

¿Se transmite la probabilidad de divorciarse a través de generaciones debido a factores sociopsicológicos como la tendencia de los hijos a imitar a sus padres o juega un papel la herencia genética?

Un reciente trabajo apoya la hipótesis de la transmisión genética del divorcio.

El estudio utilizó un diseño de adopción, según el cual, se analizó si hijos adoptivos cuyos padres biológicos se habían divorciado tenían más probabilidades de divorciarse o si por el contrario la tenían los hijos adoptivos cuyos padres adoptivos se habían divorciado.

¿Influye más el aprendizaje en la propensión a divorciarse o quizás los genes?

 

Si los que tenían más probabilidad eran aquellos cuyos padres biológicos se habían divorciado, apoyaría la hipótesis de la transmisión genética, mientras que si los que más se divorciaban eran aquellos cuyos padres adoptivos se habían divorciado, apoyaría la hipótesis de la imitación.

Curiosamente, los resultados del trabajo indicaron que se divorciaron significativamente más hijos adoptivos de padres biológicos divorciados, es decir, que hay una clara transmisión de los llamados genes del divorcio.

La transmisión genética aumenta la probabilidad de divorciarse.

¿Pero qué tipo de información se transmitirá con los genes? ¿Quizás la impaciencia, la intolerancia o la resistencia a la aceptación de la forma de ser del otro miembro de la pareja?

Difícil averiguar qué transmiten exactamente los genes…

0 Comentarios

Añade un comentario