La relación entre la dieta y la salud emocional de los niños

Un estudio reciente demuestra que los niños que comen de forma saludable tienen más probabilidad de ser felices, al mismo tiempo que aquellos que son más felices es más probable que coman saludablemente.

La obesidad infantil es un problema creciente en muchos países, lo cual conlleva una serie de problemas de salud y efectos psicológicos. Se ha visto que los niños con sobrepeso tienen una mayor tendencia a tener una baja autoestima, una imagen negativa de su cuerpo y a padecer síntomas depresivos.

 

 

Uno de los trabajos que analizan la psicología detrás del sobrepeso es el de la Identificación y prevención de los efectos sobre la Salud en los niños inducidos por la dieta y el estilo de vida .

 

 

Pero recientemente, una investigación de la Universidad de Gotenburg en Suecia ha tomado datos de ese trabajo para descubrir las relaciones entre el bienestar psicológico y la obesidad en niños.

El estudio incluía 7.675 niños con edades entre 2 y 9 años procedentes de 8 países europeos (Bélgica, Chipre, Estonia, Alemania, Hungría, Italia, España y Suecia).

Al comienzo del estudio, los padres tenían que completar un cuestionario para averiguar la frecuencia de ingesta semanal de diferentes comidas por parte de sus hijos.

Se asignaba cada niño a una puntuación en una escala de dieta saludable en función de la ingesta de diferentes alimentos, teniendo en cuenta por ejemplo la ingesta o evitación de comidas grasas o azucaradas o de fruta y verduras frescas.

 

 

Por otra parte, se evaluaba el bienestar de los niños, tanto al comienzo del trabajo como a los dos años después de éste recogiendo información sobre sus relaciones con padres y compañeros, su autoestima y sus problemas emocionales.

Adicionalmente se tomaron datos de peso y altura al comienzo y a la finalización de la investigación.

Los resultados recogidos reflejaban una asociación entre la adherencia a una dieta saludable y un mayor bienestar psicológico, lo que sugiere que una dieta saludable contribuye a aumentar el bienestar en los niños.

 

Dieta saludable = bienestar y Bienestar = dieta saludable

 

Además, no se encontró relación entre la dieta y el bienestar del niño con su peso o con la posición socioeconómica de su familia.

 

Otros resultados interesantes fueron:

 

-La ingestión de 2-3 raciones de pescado semanales se asoció con una mayor autoestima, menos problemas emocionales o incidencias con sus compañeros.

-El consumo de productos integrales se relacionó también con la ausencia de problemas de los niños con sus compañeros.

-Los niños que desde el comienzo registraban mayores niveles de bienestar comieron cantidades de fruta, grasas y azúcares más acordes con las cantidades recomendadas y aquellos con mayor autoestima consumieron menor cantidad de azúcar.

Más fruta y menos azúcares.

 

0 Comentarios

Añade un comentario