¿Por qué los retiros espirituales producen bienestar psicológico?

¿Has ido alguna vez a algún retiro espiritual?

Ahora que el mindfulness está tomando protagonismo en algunos sectores de nuestra sociedad, están aumentando el número de personas interesadas en practicar retiros, por ejemplo, para meditar.

Un grupo de investigadores de la Universidad Thomas Jefferson, en Filadelfia, ha demostrado que ir a un retiro espiritual durante siete días produce cambios en los niveles de dopamina y serotonina cerebral, aumentando la disponibilidad de estos neurotransmisores.

Puedes acceder al artículo científico desde aquí.

La dopamina ayuda a regular el movimiento y las respuestas emocionales, mientras que la serotonina participa en la gestión de las emociones y el estado de ánimo.

Los retiros espirituales constituyen experiencias emocionales positivas y quienes participan en ellos suelen informar de reducción en los síntomas de ansiedad y depresión, además de otros beneficios psicológicos; pero,

 

¿Cuál es la explicación a nivel neurológico?

 

Para averiguarlo, el equipo investigador enroló a 14 participantes adultos, con edades entre 24 y 76 años, en un retiro espiritual durante siete días. En este retiro, se llevaron a cabo ejercicios espirituales creados por San Ignacio de Loyola, fundador de los Jesuitas. Cada día, los participantes iban a una misa matutina, y el resto del día lo dedicaban a la contemplación, la oración y la reflexión. Disponían además de un director espiritual, que les orientaba y les proporcionaba información.

Después de llevar a cabo el retiro, se comprobó que los niveles de disponibilidad de dopamina y serotonina de los participantes eran considerablemente mayores que antes de participar en él. Además, su nivel de bienestar psicológico y salud física percibidos aumentaron, mientras que disminuyeron las sensaciones de tensión y fatiga.

La meditación como herramienta eficaz para gestionar pensamientos y emociones.

0 Comentarios

Añade un comentario