¿Sabes cómo se siente tu pareja?

Cuando llevamos tiempo con una relación seguramente creemos que sabemos cómo se siente nuestra pareja, pero ¿será cierto?

 

¿Será cierto?

 

Según un reciente trabajo del Departamento de Psicología de la Southern Metodist University de Dallas, no somos tan eficientes como pensamos a la hora de entender lo que siente nuestra pareja y por tanto, apoyarla en los momentos necesarios.

Los autores reunieron a 51 parejas que habían convivido durante al menos 2 años y tenían niños con edades entre 10 y 16 años que vivían con ellos y pidieron a cada miembro de la pareja que escribiera un diario electrónico con sus estados de ánimo cada día durante una semana.

Al mismo tiempo, tenían que informar de cómo creían que su pareja se había sentido a lo largo del día.

Los resultados indicaron que los participantes, en general, no fueron muy buenos a la hora de identificar si su pareja se había sentido triste, sola o con desánimo.

Según los autores del estudio, esto puede ser debido a que tendemos a asumir que nuestra pareja se siente del mismo modo que nosotros la mayoría del tiempo.

 

Atender a nuestra pareja es fundamental para Entender a nuestra pareja.

 

El proceso de identificar adecuadamente los sentimientos de nuestra pareja se denomina “agudeza empática”, la cual juega un papel importante en una relación, pues permite, por ejemplo, prestar un apoyo adecuado en caso necesario.

 

Pero, ¿qué ocurre si empezamos por prestar más atención a nuestra pareja?

 

Esto nos llevaría a ser más conscientes de sus estados de ánimo y a no darlos por sentado (o por sentido).

En definitiva que, como en otros contextos, ampliaríamos nuestra conciencia atendiendo a lo que hay fuera en lugar de a lo que hay dentro de nuestra mente (como hacemos cuando estamos con el piloto automático).

 

En Terapia de Aceptación y Compromiso se dice que cuando llevamos un tiempo de relación, ya no vemos a nuestra pareja, sino a un retrato de ella, y, en ese retrato, no sólo vemos cómo creemos que es, sino además, cómo creemos que se siente!

Además de atender a nuestra pareja, podríamos preguntarle directamente cómo se siente o qué tal ha ido el día.

Por otra parte, esto es un camino de doble sentido, la pareja que necesita apoyo, también puede ayudar un poco comunicándolo claramente para así despejar cualquier tipo de duda o asunción.

 

Ya sabemos que sin atención, la comunicación no es posible.

 

 

0 Comentarios

Añade un comentario