Seguir un propósito en tu vida puede hacer que duermas mejor

Tomar leche caliente o una infusión de valeriana, consumir psicofármacos o contar ovejas son las “soluciones” más frecuentes para tratar de coger el sueño; sin embargo, una reciente investigación nos propone un planteamiento totalmente diferente para acercarnos a Morfeo: Seguir un propósito en tu vida.

 

El Centro para el control y la prevención de enfermedades establece que en EUU hay entre 50 y 70 millones de personas que tienen un desorden del sueño; es precisamente la elevada incidencia de este tipo de problemas lo que lleva a realizar investigaciones como la del Feinberg School of Medicine de Chicago, que ha estudiado la relación entre la calidad del sueño y seguir un propósito en la vida, es decir, que la vida tenga un sentido, aquello que los japoneses llaman ikigai.

 

El trabajo, que ha sido publicado en la revista Sleep and Science, contó con 825 personas, con edades comprendidas entre 60 y 100 años de edad, como participantes. Su cometido era contestar a cuestionarios para averiguar si sufrían trastornos del sueño y para registrar su percepción de tener un propósito en la vida.

Tras un seguimiento de dos años se encontró que aquellos que pertenecían al grupo que tenía un propósito en su vida tenían un grado de calidad de sueño moderadamente mayor y una significativa reducción en la posibilidad de padecer trastornos del sueño, como apnea o el denominado síndrome de piernas inquietas.

Los autores concluyen que ayudar a cultivar un propósito en la vida de una persona puede ser una estrategia efectiva para mejorar su calidad de sueño, sin necesidad de administrar medicamentos hipnóticos.

Por cierto que,según el profesor Jason Ong, autor del estudio científico, herramientas como el Mindfulness y terapias como la de Aceptación y Compromiso pueden ser utilizadas eficazmente con esta intención, pues promueven llevar una vida basada en valores y en la compasión.

 

0 Comentarios

Añade un comentario