Una curiosidad sobre el divorcio

Según un estudio del departamento de Sociología de la Universidad de Washington, el divorcio es estacional: aumenta considerablemente después de las vacaciones de verano y Navidad.

Los autores del trabajo realizaron un análisis de las fechas de tramitaciones de los divorcios en diferentes zonas de Estados Unidos y comprobaron que todos los años se cumplía ritualmente el aumento de divorcios en agosto y en marzo.

 

vince-vaugh-jennifer-aniston-the-break-up-movie

 

Los investigadores presentaron los resultados en la convención anual de la Asociación Americana de Sociología, que indicaban que en los meses de Agosto y Marzo, tras las vacaciones correspondientes, hay dos picos de presentación de solicitudes de divorcio.

Según uno de los autores, las parejas con problemas piensan que las vacaciones podrán solucionar sus diferencias y que unas felices Navidades o buen camping de verano acabarán con sus rencillas.

 

as-take-this-waltz-hits-theaters-a-primer-on-the-best-movies-about-failing-relationships

 

Los autores sugieren que las vacaciones para la gente representan períodos del año de oportunidades para un nuevo comienzo, para cambiar, de transición hacia una nueva vida; es como un ciclo de optimismo, de modo que las vacaciones se convierten en auténticos momentos cargados de simbolismo en nuestra cultura.

Sin embargo, esos períodos pueden suponer una carga emocional y ser muy estresantes para las parejas en conflicto, lo cual puede promover en ocasiones el divorcio, en lugar de evitarlo.

 

2 Comentarios

Añade un comentario