Una forma rápida y eficaz de conseguir energía y motivación

Después de una mala noche, una forma habitual de reactivarnos sería con una buena taza de café, pero, según un reciente estudio científico, podría ser más efectivo un corto paseo de diez minutos subiendo y bajando escaleras:

 

Un equipo de investigación de la Universidad de Georgia ha demostrado que las personas con falta de sueño que subían y bajaban escaleras a un ritmo constante durante 10 minutos se sentían después más enérgicas y motivadas que aquellas que consumían 50 miligramos de cafeína.

Tomar café es una de las formas habituales para reactivarnos.

Según los investigadores, es una buena noticia para quienes trabajan tras una mesa en una oficina, ya que una alternativa a tomar otro café puede ser subir y bajar escaleras durante unos minutos, sin necesidad siquiera de salir a la calle.

 

La investigación contó con participantes entre 18 y 23 años que sufrían deprivación del sueño crónica (dormían menos de 6,5 horas diarias) y que se dividieron en dos grupos:

 

-Al primer grupo se le administró 50 migramos de cafeína o bien un placebo; posteriormente, se les pasaron tests sobre motivación, estado de ánimo, tiempo de reacción y memoria.

-El segundo grupo se puso a bajar y a subir escaleras a un ritmo constante durante 10 minutos y luego rellenaron los tests.

 

El resultado de las pruebas fue que, ni las personas que habían tomado cafeína ni las que habían tomado el placebo reportaron un estado de ánimo muy diferente, mientras que aquellas que habían hecho el ejercicio se sentían enérgicas y vigorosas.

(Y si no terminas de creértelo, puedes recordar esto…)

Bueno…volviendo al estudio científico, su conclusión es que diez minutos de paseo es más efectivo que una dosis de cafeína para conseguir energía y motivación en el lugar de trabajo.

Y como dice uno de los autores, “Es posible que no tengas tiempo para ir a nadar, pero seguro que puedes bajar y subir escaleras durante diez minutos”.

 

 

Lo cierto es que volvemos a encontrarnos con estrategias que van en contra del “sentido común”, como descansar haciendo ejercicio, o salir a la calle y hablar con gente cuando estamos con síntomas depresivos o bien descansar la mente llevando a cabo una actividad que requiera de nuestra completa atención…

Podrían parecer incoherencias, y sin embargo funciona, ya que el sentido común no siempre es lo que tiene más sentido.

 

 

0 Comentarios

Añade un comentario